PTB
 
 
 
 
 
 
  Visitanos en : facebook twitter  
 
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
flecha
   
galeria de fotos
 
 
 
Nuestra Tienda
   
calendario
artesania
tiempo
hoteles
restaurantes
   

 
 
   
NUESTRO BOLETIN
     
 
  boletin PTB

BOLETIN TRIMESTRAL AÑO 5 - Nº 4
Octubre - Noviembre - Diciembre 2009

EDITORIAL

En este mes, publicamos el boletín correspondiente a Octubre-Noviembre-Diciembre. Ojala sea del agrado de nuestros lectores.

En este número presentamos varios artículos que han sido publicados por “Vamos”, revista que “El Comercio" publica todas las semanas. Como siempre este boletín esta dirigido al consumo interno, es decir para promover el turismo interno. Nuestra portada esta adornada con una imagen alusiva al "Castillo" de Chancay.

Como siempre invitamos a nuestros lectores para que nos envíen sus comentarios, artículos e ideas a info@visitperu.com para su posible publicación, de como lograr mejorar nuestra misión, cual es, la promoción del Perú como uno de los principales destinos a nivel mundial.

Julio R. Rojas, M.D.
Presidente
Peru Tourism Bureau

ENTREVISTA
CARAL, MOTIVO DE ORGULLO NACIONAL
RUTH SHADY. LA JEFA DEL PROYECTO ESPECIAL ARQUEOLÓGICO DE CARAL LO INVITA A RECORRER LA CIVILIZACIÓN MÁS ANTIGUA DE AMÉRICA QUE ACABA DE SER DECLARADA POR UNESCO PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD. ADEMÁS HACE UN LLAMADO PARA UNIR ESFUERZOS Y PRESERVARLA

Por Milagros Vera Colens

 

¿Qué sintió cuando Caral fue designada Patrimonio Cultural de la Humanidad?
Sentí gran emoción. Esta nominación es muy importante para el Perú porque Caral es una muestra de patrimonio arqueológico de primer orden. Este bien cultural nació 1,500 años antes que Chavín de Huántar y es contemporáneo con las civilizaciones de Mesopotamia, Egipto, China e India.

¿En qué se basaron para otorgarle la nómina?
Luego de un trámite que costó más de cinco años de arduo trabajo, algunas trabas y hasta la pérdida de un informe, logramos llegar a la Unesco. Y fue así como el Comité de Patrimonio Mundial de dicha institución reconoció a esta ciudad como la más antigua de América, que tiene un diseño urbano asombroso y que se erigió bajo la conducción de un estado organizado. Y en nosotros queda la responsabilidad compartida para valorarla y preservarla.

¿Estamos listos para asumir esta responsabilidad?
Sí, lo estamos. Sin embargo, considero que todavía faltan algunas cosas Por ejemplo, el Instituto Nacional de Cultura debería realizar el seguimiento exhaustivo a cada uno de los expedientes que envía el comité con observaciones a algunos monumentos. Porque de los once que tenemos en el Perú, seis ya fueron observados y podrían perder el título.

¿Esta preocupante situación podría repetirse con Caral?
Si se cumplen los planes maestro y de acondicionamiento territorial, donde se especifica el uso de suelos, no ocurriría. Es más, no se presentarían problemas de crecimiento desordenado, como viene ocurriendo en Machu Picchu pueblo.

¿Y existe apoyo para su conservación?
Actualmente se están ejecutando cuatro proyectos con el Fondo Perú-Francia. Nosotros le dimos prioridad al encausamiento del río, manejo del agua y del suelo (con una visión de cuenca), reforestación y, por último, de agricultura ecológica. Además, nos reuniremos con los representantes de naciones Unidas y espero que el Gobierno considere su importancia y mantenga el presupuesto que proporciona desde hace algunos años. Lo bueno es que con la nómina mundial podemos acudir a organismos y solicitar financiamiento.

Caral se convirtió en el lugar de moda desde su nominación. ¿Está preparado para recibir a cientos de turistas?
Sí, esta proparado, porque -a diferencia de otros monumentos- contamos con un plan de manejo y gestión. Al mismo tiempo implementamos rutas y un circuito para turistas que pueden ingresar solo acompañados por guías. También contamos con señalización, infografías, instalaciones de recepción y servicios higiénicos.

¿No habría riesgo de daño?
El problema se da con los visitantes -sobre todo peruanos- que a veces alteran el orden y hasta ingresan con autos. Esto último ya no estará permitido, porque está comprobado que la vibración y la polución emitida por los vehículos daña directamente las estructuras arquitectónicas.

Caral tiene potencial. ¿Podría impulsar el desarrollo económico de su población?
Por supuesto. Los gobernantes deberían reflexionar sobre la importancia que posee el patrimonio cultural como fuente de desarrollo local. Si bein ya hubo un cambio de visión, necesitamos seguir trabajando porque en el Perú existen muchas maravillas que todavía no son recuparadas ni ofertadas. De iniciar este proceso, an algunos meses se consolidarían ejes de desarollo sostenible.

¿En qué acciones está involucrada la población?
Estamos capacitando a sus habitantes para que construyan alojamientos con materiales orgánicos y se logre atraer a los visitantes por más días. De esta manera el turista disfrutará de los monumentos arqueológicos y la naturaleza en todo su esplendor.

DESTINO NACIONAL Para todos los gustos
EL ENCANTO ESTÁ EN LA RUTA
DE CAMINO A CARAL, LA PANAMERICANA NORTE NOS SORPRENDE PAISAJES HERMOSOS, REFUGIOS NATURALES Y DELICIOSOS DESTINOS GASTRONÓMICOS NOS ESPERAN

Por Denisse Sotomayor

 

Ahora que la ciudad sagrada de caral está a boca de todo el mundo, gracias al nombramiento de la Unesco, es momento para descubrir que la energía que irradia ese centro históricoes tan rica que se extiende hasta las playas, tragos, comidas y los distintos lugares que hay para visitar a su alrededor.

VAMOS DE PASEO
Enrumbados por la Panamericana Norte, un grato olor nos guía hasta la cafetería Delpino, ubicada hace más de 40 años en el kilómetro 77 y medio de dicha carretera, seduciendo al conductor 24 horas al día y 364 días al año, pues solo se descansa en Navidad. Ahí se nos abrirá el apetito al probar la suavidad de sus chicharrones y la sazón de unos buenos tamales acompañados del mejor café de la zona, bebida ideal para abrir bien los ojos ante todo lo que nos espera.

De pronto sobresale de la costa, en el kilómetro 83, un castillo medieval construido sobre un acantilado rocoso en 1936 por doña Consuelo Amat y León Rolando, quienes después de un viaje por Europa decidieron edificar el hotel Villa Madre Perla, que hoy es símbolo turístico de la región. Conocido como "El Castillo de Chancay", ofrece, además de cuartos, una zona para acampar, restaurantes con distintas especialidades y un circuito turístico. Un dato para sorprender a sus hijos: suba al mirador medieval europeo para divisar una parte de la historia peruana, pues una boya indica dónde yacen los restos de la goleta chilena La Covadonga, hundida el 13 de setiembre de 1880 en la Guerra del Pacífico.

Pocos kilómetros después, una maravillosa formación natural única en el desierto costero nos regala las Lomas de Lachay y sus características neblinas. Esta condensación de nubes le da un aspecto místico al lugar y ayuda con el cercimiento de las 146 especies de plantas que crecen ahí (entre ellas el cactus, el tabaco silvestre y el palillo). Por sus densos cielos rondan la lechuza terrestre, le perdiz serrana, el cernícalo americano y el halcón, meintras se adueña de los suelos fértiles y las lagartijas se escabullen entre la diversidad. En total son 65 especies de aves y 13 de maméferos los que habitan en la zona.

Setenta kilómetros más al norte encontramos un paraíso poco frecuente. Se trata de una formación de lagunas muy cercanas al mar, separadas por una brecha de arena, producción natural que es deleite para los ojos. Los Viños, playa con hospedajes y una zona para acampar, nos da la bienvenida junto con las ovejas que pastan los campos aledaños a las lagunas, los patos silvestres que aparecen y desaparecen y al fondo un mar tranquilo, siluetado con sombrillas de madera, para descansar del sol.

Una brecha al lado izquierdo del camino nos tienta a seguirlo. Recuerde que este es un viaje para darle rienda suelta a su curiosidad, así es que aventúrese por los caminos adyacentes. Lo espera un lugar mágico de romántico nombre: La Albufera de Medio Mundo. Aquí la paz lo atrapa y la naturaleza lo saca con su presencia. Existen pequeñas cabañas donde alojarse y paseos en bote. Si va con pareja, emprenda un viaje de una hora por la laguna de la albufera y llegue a la Isla del Amor, donde el silencio solo es interrumpido por el trino de los pájaros que migran hasta el lugar para anidar (es por ello que esta isla lleva ese nombre).

Y si cuenta con un poco más de tiempo y dinero, puede tomar el tour hasta la isla Don martín (una hora y media en bote desde la playa), donde encontrará un espectáculo de ronquidos y miles de aves jugueteando por los cielos. Gran cantidad de lobos marinos reposan sobre sus piedras blancas teñidas por el guano.

RUTA DEL SABOR
En Barranca el hotel Chavín ofrece, además de sus amplias instalaciones, el tradicional desayuno el Barranquito, compuesto por tamales, chicharrón, pan francés y café. También brinda bufet criollo los domingos, discoteca, piscina y el más rico arroz con pato de la ruta.

Después de disfrutar de las playas de Barranca, ideales para surfistas, debe guardar espacio en el estómago, pues el famosísimo tacutato de mariscos, delicioso plato que, definitivamente, es para compartir.

la ruta hasta caral les ofrece además de lugares turísticos por visitar, balnearios hermosos, grandes olas, cabañas alejadas para descansar del ruido citadino, tragos y discotecas para no dejar atrás la vida nocturna.

JOYA ARQUEOLÓGICA : Alrededores de Caral
MUCHO MÁS POR DESCUBRIR
DÍGALE ADIÓS AL ESTRÉS CITADINO. DIRÍJASE AL NORTE CHICO Y DESCUBRA LA HISTORIA DE UNA DE LAS CIVILIZACIONES MÁS ANTIGUAS DEL MUNDO

Por Milagros Vera Colens

Sin duda la ciudad sagrada de Caral, recientemente reconocida por la Unesco como patrimonio cultural de la humanidad, está de moda.

Esta maravilla construída hace más de 5000 años ofrece una mixtura paisajística y de riqueza patrimonial difícil de igualar. Los ocho asentamientos que la forman dan cuenta de la complejidad y la maestría arquitectónica de la gozaron nuestros antepasados.

Para llegar basta con recorrer 184 kilómetros de la carretera Panamericana Norte y continuar 23 kilómetros adicionales por un camino afirmado hasta toparse con el maravilloso escenario, donde tendrá la oportunidad de conocer una de las civilizaciones más antiguas del mundo.

Pero lo que pocos saben es que a lo largo del camino hay mucho más por descubrir. El jefe de Investigaciones del Valle de Supe, Marco Machacuay, sostiene que no hay nada mejor que dedicarle un par de días a esta impresionante travesía.

DÍA 1
Partiendo de Lima, a la altura del kilómetro 159 de la vía panamericana Norte encontrará el distrito de Végueta, pueblo que narra la historia de las ocupaciones contemporáneas a Caral.

La primera parada será en el complejo arqueológico de Vichama, un asentamiento edificado con adobe y técnicas de construcción antisísmicas.

Según lo descubierto por el Proyecto Especial Arqueológico de Caral-Supe (PEACS), sus monumentales pirámides están cimentadas por "shicras" o bolsas de fibra vegetal que contienen una tonelada re rocas y totora, lo que evita que los muros colapsen.

En el mismo distrito, a la altura del kilómetro 175, un espejo rodeado de totora y vestido de garzas lo recibirá en la conocida Albufera de Medio Mundo.

El paisaje y las más de 20 especies de aves que alberga esta impresionante laguna le darán una pequeña muestra de lo que verá más adelante.

Para finalizar el primer día, no habrá nada mejor que visitar el puerto de esta milenaria ciudad. Áspero, que esta situado a solo 15 minutos de Supe.

Aquí observará cerca de 30 edificios como la huaca alta, la de los ídolos y la huaca de los sacrificios, además de redes, anzuelos y restos de balsas.

Luego de tantas horas de caminata, lo más probable es que el hambre apremie y qué mejor que degustar un delicioso plato marino en alguno de los restaurantes de Barranca, a solo 15 minutos de Äspero. Lo más recomendable es que pernocte en esta ciudad, pues cuenta con alojamientos para todos los gustos y bolsillos.

DÍA 2
Levantarse muy temprano le ayudará a aprovechar el día entero. Al promediar las siete de la mañana puede enrumbar hacia Caral.

Luego de caminar por este monumento puede pedirle al guía que lo acompañe a otros tres vestigios de esta civilización.

Para visitarlos deber'aretornar a la panamericana y tomar otro sendero señalizado en la ruta.

El primer punto de la lista será Chupacigarro, un asentamiento que fue poco habitado y donde se erigen plataformas y edificios que están en investigación.

Lo más resaltante aquí es un geoglifo que tiene la apariencia de un rostro, hecho con piedras alineadas que por el paso del tiempo tomaron una tonalidad rojiza. Para observarlo debe dirigirse hacia la quebrada, donde el PEACS implemento un mirador.

La siguiente parada será Miraya, a un kilómetro de Caral, donde las excavaciones exponen siste templos piramidales hechos de piedra y barro con plazas circulares. Además verá figurines de arcilla no cocida y otros objetos que lo relacionarían con la ciudad sagrada.

Bastará con media hora de recorrido para posteriormente avanzar hacia el últmo destino de la ruta, Lurihuasi, donde encontrará la única fortaleza de esquinas curvas que existe en la zona.

Para la jefa del PEACS, la arqueóloga Ruth Shady, este circuito es un símbolo de identidad y orgullo que como peruanos tenemos la obligación de conocer.

Así es que anímese a visitar estos sitios arqueológicos mundialmente reconocidos y admire su perfecto urbanismo, los geoglifos que antecedieron en más de tres mil años a las líneas de Nasca y toda la huella milenaria de nuestros antepasados.

JOYA ARQUEOLÓGICA
UN DESTINO OBLIGADO
EN LOS PRÓXIMOS FERIADOS PATRIOS BIEN PUEDE IR CON TODA LA FAMILIA A CONOCER CARAL, UN NUEVO MOTIVO DE ORGULLO QUE NOS HAN LEGADO LOS ANTIGUOS PERUANOS

Por Mylene D'Auriol

 

Al haber sido incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, Caral alcanza su real peso e importancia y se gana el título de ciudad más antigua de América (tiene una antigüedad de 5000 años).

La ciudad sagrada de Caral fue el asentamiento principal de una de las primeras civilizaciones del mundo, coetánea con la India, Mesopotamia, China y Egigto. De hecho, se adelantó en 1500 años a los habitantes de Mesoamérica y en más de 3000 años a la sociedad maya, además de que sus geoglifos antecedieron en más de 3000 años a las Líneas de Nasca. Por si fuera poco, Caral fue construida por el primer estado político que se formó, en lo que después sería el Perú, 4400 años antes de que gobernaran los incas.

CUESTIÓN DE ORDEN
Para entender Caral es indispensable saber primero por qué es considerada una ciudad-estado. Son varios los motivos: primero, porque tenía una clara división del trabajo, donde los de rango inferior eran la fuerza de trabajo para todas las obras que requería el estado. Segundo, porque hubo una clase social dominante que empleó la religión como controlador social. Finalmente, porque hubo una estructura diferenciada de clases sociales que le permitió tener una administración organizada, gracias a una compleja y extensa red de trueque de productos (algodón y zapallo se intercambian con productos marinos, provenientes de otros poblados costeros). Asimismo, se hallaron plantas naturales de la selva, como el achiote y tutumo, y restos de cóndor y perico cordillerano, provenientes de la sierra.

DESCUBRIMIENTO
Desde 1949, diferentes arqueólogos, tanto peruanos como extranjeros, estuvieron recorriendo la zona y haciendo investigaciones. El arqueólogo norteamericano Paul Kosok, acompañado por Richard Schaedel, sostuvo en 1965 que Chupacigarro (nombre con el que se conocía a Caral en esa época) debía ser muy antiguo, pero no pudo demostrar qué tanto. Vinieron luego estudios e investigaciones del arquitecto peruano Carlos Williams, el arqueólogo peruano Francisco merino y el arqueólogo francés Frederic Engel. Este último, en su libro "De las begonias al Maíz" publicado en 1987, sostuvo que Chupacigarro pudo haber sido construído antes de que apareciera la cerámica en los Andes (1800 a.C.) pero sus afirmaciones no fueron valoradas.

La Dra. Ruth Shady, a través de su libro "La Ciudad Sagrada de Caral-Supe en los albores de la Civilización en el Perú", publicado en 1997, sustentó abiertamente la antigüedad precerámica que tiene Caral, afirmación que ha sido corroborada de una forma incuestionable a través de continuos años de excavaciones y estudios en la zona.

DESTINO NACIONAL : Reserva Amazónica en Tambopata
LA SINGULAR CASA EN EL ÁRBOL
INKATERRA CONVIERTE EN REALIDAD EL SUEÑO DE DORMIR A LA ALTURA DE LAS AVES CON UNA NOVEDOSA CABAÑA EN LA COPA DE LOS ÁRBOLES

Por María Helena Tord

Todos hemos soñado alguna vez con tener una cabaña en el árbol, donde camuflarnos con la naturaleza y apartarnos del mundo. Inkaterra ha estrenado una encantadora propuesta ubicada nada menos que a 25 metros de altura e insertada sobre un robusto y centenario árbol al que se llega a través de unos de los seis puentes colgantes del "canopy". Este es un sistema que consta de 344 metros de puentes colgantes unidos por plataformas que cruzan los árboles de la cautivante selva de Tambopata.

Una experiencia única que ocurre actualmente en un paraje selvático y salvaje de Madre de Dios que se complementa armoniosamente con las rústicas, cómodas y a la vez elegantes instalaciones del hospedaje ecológico.

 
     
 
 
© Peru Tourism Bureau. All rights reserved
Powered by: CESAR P. RIOS
CESAR P. RIOS